Abogado De Mordedura De Perro En Long Island

Si ha sido víctima de un ataque o mordedura de perro y desea tomar acciones legales, estos son los pasos a seguir para obtener compensación por las lesiones sufridas.

Si ha sido atacado o mordido por un perro, querrá que un abogado experimentado en mordedura de perros en Long Island esté de su lado para ayudarle a conseguir una compensación completa y justa por los daños. Un ataque de un perro agresivo puede dejar lesiones graves, incluyendo cicatrices, desfiguraciones o pérdida de un dedo de la mano o el pie. Es posible que se necesite recibir atención médica a largo plazo, cirugía plástica, rehabilitación o fisioterapias. Podría también necesitar el doloroso tratamiento requerido para la rabia. Para niños pequeños, o para algunos adultos, un ataque animal puede ser fatal.

En Rosenberg & Gluck, LLP, entendemos el trauma emocional que puede traer una mordedura de perro u otra lesión personal. Usamos nuestras habilidades, conocimiento y experiencia para ayudarle a conseguir una compensación justa por todas las pérdidas. Hemos tenido éxito ayudando a miles de víctimas de lesiones personales en todo el condado de Suffolk y el condado de Nassau durante nuestros casi 30 años de labor.

Ofrecemos una consulta inicial gratuita a todas las personas que han resultado heridas en un ataque de perro u otro animal. Para programar una cita, comuníquese a nuestra oficina o llame al (631) 451-7900.

For a free legal consultation with a de mordedura de perro lawyer serving Long Island, call 516-451-7900

Protegiendo a las víctimas de mordeduras de perro en Long Island durante tres décadas

Manejamos todo tipo de reclamos relacionados con mordeduras de perro o ataques de animales, incluyendo:

  • Lesiones sufridas en su propiedad cuando un perro se ha escapado o se le permite andar suelto y ataca.
  • Lesiones ocasionadas por perros que no están amarrados o razonablemente sujetos en una vía pública, incluyendo aceras, calles, callejones y parques.
  • Lesiones sufridas cuando se encontraba razonablemente en la propiedad del dueño del perro, sin tener conocimiento de algún riesgo de ataque o el perro no estaba amarrado o debidamente sujeto.

Las lesiones sufridas durante un ataque de perro pueden estar entre las más horribles y dolorosas de las lesiones personales. Además de las graves cicatrices o desfiguraciones, o la pérdida de alguna extremidad, también se podría enfrentar infecciones o los dolorosos tratamientos requeridos para la rabia.

Nuestros abogados especialistas en este ámbito en Long Island manejan todo tipo de reclamos por lesiones resultantes de mordidas de perro, ya sea que tenga lesiones musculares o haya sido mutilado y haya tenido que someterse a una cirugía plástica para reconstruir la cara o alguna parte del cuerpo. También manejamos demandas de muerte por negligencia resultantes de ataques de animales.

Manejamos todos los casos de mordeduras de perro con base en una tarifa circunstancial. No cobraremos honorarios de abogados a menos que recuperemos con éxito una compensación por sus lesiones.

Long Island de mordedura de perro Lawyer Near Me516-451-7900

¿Qué hacer después de un ataque de perro en Long Island?

Sus primeras acciones después de sufrir un ataque de perro son muy importantes. La gravedad de las heridas y la adrenalina del momento pueden ser desconcertantes, pero haga todo lo posible por recordar los siguientes pasos si desea tener la oportunidad de obtener una compensación justa por los daños sufridos. Si las lesiones son graves o ponen en peligro su vida, llame al 911 de inmediato para obtener asistencia médica.

Inmediatamente después del incidente, identifique al perro y a su dueño. La mayoría de las personas llevan teléfonos inteligentes, así que tome una foto si es posible. Asegúrese de registrar los nombres, direcciones e información de contacto de todas las personas involucradas en la situación. Si hay testigos cerca, se debe obtener también su información.

Si no es posible determinar el dueño del perro, es muy probable que deba someterse a una serie de vacunas contra la rabia. El riesgo de infección es muy alto después de cualquier mordedura de perro, pero especialmente en incidentes con perros no identificados.

Una vez que obtenga la información de los involucrados, busque asistencia médica de inmediato. Los perros pueden causar varias lesiones además de las mordeduras, por lo que es fundamental buscar atención profesional para detectar otros posibles daños que no se notan a simple vista.

Los perros de cualquier tamaño o raza pueden causar lesiones importantes, que incluyen:

  • Heridas punzantes. Por lo general los dientes de los perros no son suficientemente afilados para romper inmediatamente la piel, pero muerden con una fuerza increíble, dejando heridas punzantes significativas en las víctimas. Los perros grandes también pueden causar heridas con sus garras si saltan o se abalanzan sobre una víctima.
  • Algunas heridas de dientes o garras pueden empeorar y causar un sangrado significativo.
  • Huesos rotos. Los perros grandes pueden morder con suficiente fuerza como para romper algunos huesos. Si el ataque de un perro hace que la víctima se caiga, esta puede sufrir una fractura de hueso en el momento del impacto.
  • Lesiones cerebrales traumáticas. Las mordeduras y los golpes fuertes en la cabeza, o la caída al suelo, pueden provocar fracturas de cráneo y lesiones cerebrales traumáticas que pueden variar en gravedad, yendo desde conmociones cerebrales muy leves hasta lesiones que podrían poner en peligro la vida. Cualquier tipo de lesión en la cabeza requiere atención médica inmediata y es crucial recordar que la mayoría de las lesiones cerebrales traumáticas implican algún grado de daño permanente.
  • Daños faciales. Los perros pueden atacar la cabeza o el rostro de la víctima y dañar los ojos, la nariz, los oídos u otras partes del rostro. Estas lesiones pueden requerir múltiples cirugías y pueden dejar cicatrices permanentes.

Una vez que haya atendido sus preocupaciones médicas inmediatas, asegúrese de obtener un informe médico que detalle la gravedad de las lesiones, las posibles complicaciones a largo plazo, la recuperación y el plan de tratamiento. Esto será invaluable para construir una demanda por lesiones personales contra el dueño del perro.

Informes de mordeduras de perros

Luego, comuníquese con la autoridad correspondiente de su ciudad o condado para presentar un informe de mordedura de perro. Estos informes ayudan a crear un historial en caso de que un perro ataque a varias personas.

Siempre que se presenta una demanda debido a una lesión por mordedura de perro, entran en juego las leyes aplicables del estado en el que ocurrió el hecho con respecto a la responsabilidad del propietario. Si un perro ha registrado anteriormente incidentes de mordedura o ataques a personas, aumenta en gran medida la capacidad de las futuras víctimas para obtener una compensación por sus lesiones.

Además, presentar un informe sobre un perro que ha tenido incidentes anteriores, puede fortalecer el caso. Después de haber identificado efectivamente al perro y a su dueño, se debe recopilar tanta información sobre el perro como sea posible. Comuníquese con la autoridad correspondiente para obtener información de la licencia del perro y cualquier otro registro que pueda tener.

Reúna más evidencia

Debe intentar fotografiar las heridas lo antes posible. Aunque haya podido hacerlo inmediatamente después del ataque, también se deben tomar fotografías una vez recibida la atención médica. Esto servirá para demostrar el alcance de las lesiones y ayudará al tribunal a ver lo que implica su recuperación. Guarde la ropa dañada o las pertenencias personales del incidente y no olvide documentarlo también con fotografías.

Después de recopilar toda la evidencia que se pueda sobre su condición médica, el alcance de los daños y el perro en cuestión, póngase en contacto con un abogado especializado en mordeduras de perro de Long Island lo antes posible. Incluso los casos aparentemente más sencillos pueden escalar rápidamente a litigios complejos, por lo que la representación profesional suele ser una decisión acertada.

Tener éxito en un caso de lesiones personales también depende del cumplimiento de plazos estrictos y la presentación de pruebas ante las divisiones correspondientes del sistema judicial. No hacerlo puede traer como resultado que un juez desestime el caso antes de que tenga la oportunidad de llegar a juicio.

Para que esto no suceda, un abogado puede ayudar a navegar el caso y manejar todas las presentaciones apropiadas ante la corte. En el estado de Nueva York, se tienen tres años a partir de la fecha en que se sufrió una mordedura de perro para presentar una demanda por lesiones personales.

Click to contact our Areas Que Servimos today

Leyes de Nueva York sobre mordeduras de perro

Es importante que las víctimas de ataques o mordeduras de perro y todos los dueños de perros comprendan las leyes de sus estados sobre la posible responsabilidad que tendrían al ocurrir un incidente. Muchos estados aplican una ley de responsabilidad estricta que establece que los dueños de perros son responsables de todos los daños y lesiones que causen sus mascotas. Otros estados manejan casos de mordeduras de perros basados en la negligencia del propietario. Nueva York es un poco inusual ya que utiliza una combinación de leyes de responsabilidad estricta y negligencia para manejar los casos de mordeduras de perros.

El dueño de un perro es estrictamente responsable de todos los gastos médicos incurridos por la víctima, incluso si tuvo un cuidado razonable al manipular al canino y realizó el esfuerzo posible para prevenir el ataque o mitigar el daño a la víctima. Es importante tener en cuenta que la ley de Nueva York establece que los dueños de perros también son responsables de ataques que hieran o maten ganado, animales de granja, mascotas, animales de servicio u otros animales domésticos sin justificación.

Para todos los demás tipos de daños, Nueva York sigue el concepto de negligencia para determinar el nivel de responsabilidad del dueño del perro. Para cobrar daños más allá de la compensación por gastos médicos, el abogado de la víctima debe demostrar que el dueño del perro fue negligente en su manejo y cuidado. Este concepto se aplica especialmente a los “perros peligrosos” o aquellos con un historial documentado de ataques pasados.

Probar negligencia depende de la capacidad del demandante para demostrar que el dueño del perro tenía el deber de actuar con mayor cuidado al manipular al perro, pero no lo hizo, y esta falla resultó directamente en las lesiones del demandante. Además, la víctima debe haber sufrido un daño real. Si un perro atacó pero no se produjo ningún daño o lesión real, entonces no hay caso.

De acuerdo con las Leyes Consolidadas de Nueva York y la Ley de Agricultura y Mercados, los dueños o cuidadores de “perros peligrosos” deben tomar las precauciones necesarias para prevenir futuros ataques. Esto puede incluir advertir a los demás sobre la naturaleza del perro, ponerle bozal y atarlo si se encuentra en una propiedad pública o mantenerlo encerrado adecuadamente mientras se encuentre en la propiedad del dueño.

Complete a Free Case Evaluation form now

Compensación y recursos para víctimas de mordeduras de perro

Si el tribunal determina que el dueño de un perro es negligente y responsable de una lesión por mordedura de perro, el lesionado recibirá una compensación por sus gastos médicos y cualquier otra remuneración que el tribunal considere apropiada. Otros posibles daños incluyen:

  • Salarios perdidos, por cualquier tiempo que la víctima tuviera que quedarse en casa sin trabajar debido al ataque. Si la lesión fue lo suficientemente grave como para evitar que la víctima regrese indefinidamente a su trabajo, a veces se puede obtener una compensación por el salario que probablemente se estaría ganando en el futuro.
  • Dolor y sufrimiento. Si un ataque fue particularmente brutal o afectó un área sensible del cuerpo, el abogado de la víctima en Long Island generalmente llamará a testigos para que den su versión de los hechos. Puede parecer difícil asignar una cifra en dólares a algo como el dolor y el sufrimiento, pero un juez considerará la gravedad de las lesiones de la víctima y el testimonio de los testigos para determinar una cantidad adecuada.
  • Daños permanentes. El dueño del perro puede ser responsable de los costos de cuidado a largo plazo, rehabilitación, cirugías reconstructivas y cuidado continuo en caso de que las lesiones de la víctima sean incapacitantes o desfigurantes de manera permanente.

Los dueños de perros deben mantenerse al día con las leyes y ordenanzas de su localidad sobre perros, mordeduras de perros y responsabilidad. Después de los incidentes de mordedura o ataques de animales, tanto las víctimas como los dueños de estos caninos pueden encontrar recursos en línea que cubren una variedad de temas útiles.

Por ejemplo, la Academia Estadounidense de Médicos de Familia ofrece una guía para prevenir y tratar las mordeduras de perro. Esto puede ser increíblemente útil para saber cómo actuar en caso de un ataque inesperado. También se puede investigar varias leyes específicas de razas, hallazgos de investigación, dónde encontrar seguros de responsabilidad y más información de varias organizaciones.

Defensas para los dueños de perros en Long Island

Los dueños de perros tienen la responsabilidad de manejar a sus mascotas con cuidado y tener precaución al manipular a sus perros cuando se estén relacionando con otros. Como dueño de un perro, es vital comprender la posible responsabilidad que se tiene por las acciones del animal, especialmente si este tiene un historial de agresión. Sin embargo, incluso los perros mejor entrenados y con un buen comportamiento pueden actuar repentinamente de manera impredecible. Tomar las debidas precauciones es la mejor manera de defenderse de futuras demandas, pero puede haber otros factores en juego que pueden ayudar en su defensa si su perro ataca a otra persona.

Primero, es importante recordar que si su perro ataca a otra persona en su propiedad, solo sería responsable si la víctima estaba ahí presente bajo el consentimiento de usted o un dueño de la casa. La ley no permite que los intrusos en la propiedad privada cobren una compensación a los dueños de perros, ya que en estas situaciones los perros están actuando instintivamente para proteger sus hogares y a sus dueños. La mayoría de las leyes locales exigen colocar señales de advertencia sobre la existencia de perros en el hogar al exterior de sus propiedades, así que consulte con la autoridad correspondiente en su localidad para ver si esto se aplica.

Otra de las defensas posibles es la provocación. Si el demandante hizo algo para provocar al perro, lo más probable es que pierda la demanda. Si alguien atormenta, ataca, amenaza físicamente o maltrata directamente a un perro y el perro toma represalias, o el perro actúa para proteger a su dueño, a su hogar o a los perros con los que convive, es más que probable que el dueño del perro evite la responsabilidad por el ataque.

Además, la ley de Nueva York permite que los perros que hayan actuado de esta manera eviten la etiqueta de “perros peligrosos”. Una excepción constante a la etiqueta de “perro peligroso” se aplica a los perros entrenados de la unidad K9 de las fuerzas del orden público que al realizar tareas oficiales hieren a los sospechosos.

Consulta gratuita con un abogado especializado en Long Island

Las mordeduras de perro pueden ser graves o incluso potencialmente mortales, y la mayoría de los ataques de perros son completamente impredecibles. Si sufre una lesión a causa de un perro u otro animal, es importante que comprenda sus derechos como víctima. Nosotros ofrecemos consultas iniciales gratuitas en todos los reclamos por lesiones personales, incluidos los casos de mordeduras de perros o ataques de animales.

Comuníquese a nuestra oficina por correo electrónico o llame al (631) 451-7900 para programar una cita. Un abogado de lesiones personales de Long Island de nuestra firma se reunirá con usted en un lugar que le sea conveniente, incluido su hogar o el hospital, si es necesario.

 

Client Review

"I highly recommend the firm of Rosenberg & Gluck. They were very professional. All my calls were returned promptly and my questions were answered. I was treated with respect and patience. They were a tremendous help!"

Annette Ciolino-Masucci

REAL

Client Testimonials

“The amount I could get for my case was limited (due…

– Craig S., Car Accident Client

“I want to thank Rosenberg & Gluck and Staff For the…

– Steve G., Personal Injury Client

Erin was able to get me over double what was originally…

– Nicole E., Car Accident Client

See More Testimonials

ALWAYS AVAILABLE TO SERVE YOUR NEEDS

Get Your Free
Personal Injury
Case Review

Fill out this form to submit your request or call us at
Suffolk 631-451-7900 or Nassau 516-451-7900, WE ARE AVAILABLE 24/7

Get Your Free Case Review

"*" indicates required fields

This field is for validation purposes and should be left unchanged.